Back To Top

Éxito

Automatización del proceso de producción
Mejora de la calidad y aumento simultáneo de la producción

Software

MMC

Sensor

Información adicional

Vientos de cambio en la planta de Ikola

El fabricante de engranajes para turbinas eólicas confía en la tecnología de medición de Carl Zeiss

La industria de la energía eólica disfruta de un potencial de crecimiento considerable. Uno de los fabricantes más grandes de turbinas eólicas , Moventas está listo para beneficiarse de esta situación, gracias también a sus inversiones en la tecnología de medición de Carl Zeiss.

La situación

Hace varios años, Moventas planificó una nueva fábrica que debería tener capacidad para suministrar anualmente miles de ruedas planetarias. Antes de esto, estos componentes se fabricaban manualmente en pequeños lotes y de forma individual. Fueron necesarios grandes cambios para dar el gran salto, la implementación del proceso en serie. Era necesario un nuevo sistema de gestión de calidad que combinara todas las herramientas y procesos. Taisto Kymäläinen, el responsable de calidad y su equipo tenían la tarea de realizar un análisis profundo de los procesos internos e interrogarse sobre todos los procesos existentes. También implicaba elaborar una comparativa de precio/rendimiento de todas las máquinas de medición y las soluciones de medición del mercado. “Cuando vi la máquina de medición de coordenadas CenterMax en la Feria Control 2006, supe enseguida que era la solución perfecta para la planta de Ikola”, afirma Taisto Kymäläinen. Con esto en mente, incorporamos a Carl Zeiss como socio de soluciones. Si miramos atrás, resulta seguro afirmar que la planta recientemente abierta en Ikola ha superado con creces la producción planificada de ruedas planetarias.

El proceso completo

La calidad de los engranajes de las ruedas planetarias es vital para la eficiencia energética y la vida de servicio de las turbinas eólicas. La materia prima, grandes bloques de acero, se templa antes de ser transportada a la planta de premecanizado utilizando vehículos guiados automatizados. A cada pieza se le asigna un código matricial de datos durante el mecanizado inicial. Tras el premecanizado, las ruedas dentadas se transfieren al área de endurecimiento donde la temperatura es cálida y agradable, incluso en invierno. Esto proporciona a las superficies de las ruedas dentadas una carcasa extra dura.

El siguiente paso es desbastar los engranajes endurecidos. Durante el desarrollo del proceso de desbastado, las primeras piezas se miden en una CenterMax de alimentación manual directamente en la planta. La producción en masa puede empezar una vez que la calidad esté garantizada y el proceso preparado. Durante la producción en serie, un robot de pórtico, automatizado, por supuesto, transporta los componentes a la siguiente estación de inspección de calidad después del desbastado, donde espera otra CenterMax. El robot de pórtico mueve las ruedas dentadas a diferentes estaciones de procesamiento, donde los engranajes se limpian y sus superficies templadas inspeccionadas utilizando el método de ruido Barkhausen. Una vez más, se dirige a una inspección de calidad y a la CenterMax.

Automatización con CenterMax

La pesada rueda dentada se coloca en un aparato especial en la CenterMax. La medición se inicia automáticamente. Los resultados de medición se transmiten a una base de datos a través de una comunicación con la célula. Cada pieza inspeccionada por la CenterMax se envía en primer lugar a un almacén automatizado más grande donde espera hasta que se integra en la caja de engranajes. En general, el sistema es un ejemplo perfecto de sistema automatizado estandarizado. A la espera de requisitos adicionales, este área está preparada para la expansión del sistema principal-secundario. La evaluación de los engranajes con GEAR PRO es un elemento clave en la mejora de la calidad y garantiza la estabilidad en la producción. Los datos estadísticos también se pueden capturar para simplificar el procesamiento futuro. Con la transición a una producción en masa y las medidas implementadas, Moventas está perfectamente preparada para hacer frente a los desafíos del futuro.

Información sobre la compañía

Los primeros engranajes de transmisión se fabricaron hace unos 70 años en Jyvaskyla, Finlandia, en un momento en el que la energía eólica se consideraba poco menos que ciencia ficción. En aquella época, Moventas producía engranajes para la industria papelera. A principio de 1980, la empresa empezó a construir cajas de engranajes para pequeñas turbinas eólicas. La fusión de Valmet, Santasalo y Parkano Gears en 2000 fue la base de Moventas. Hoy en día, Moventas tiene actividad en todo el mundo y cuenta con unos 1.300 empleados, 700 en Jyvaskyla.

 

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más

OK